¿Alguna vez has sentido que te has perdido dentro de ti? ¿Que te has acostumbrado a como se supone que debemos vivir y lo que se espera de nosotros? Seguro tu respuesta es afirmativa, porque es bastante común. Lo que no solemos reconocer es que estos pensamientos no son una realidad sino que nos muestran que nos estamos alejando de nuestra verdad. Sin embargo, confiar en nuestra guía espiritual y entregarnos a nuestro viaje interior es lo único que necesitamos para alzar vuelo y volver a lo que realmente somos.

En este preciso momento estoy aquí para decirte que puedes iniciar el vuelo de la mariposa, elevarte gentilmente por encima de tus propios pensamientos y experimentar pensar de otra manera.

Un viaje hacia ti

Lo primero que debes saber sobre el vuelo de la mariposa es que es un viaje interior que va por los canales que nos llevan al centro del corazón, punto energético intuitivo donde se encuentra nuestra capacidad de crear y todo el potencial con el que fuimos enviados a esta experiencia física. Dependerá de ti que puedas recrear este vuelo y desarrollar tus cualidades y dones divinos para alcanzar verdaderos niveles de felicidad e incluso ir más allá de lo que crees posible. 

Es momento de imaginar este viaje interior como el viaje de las mariposas: ellas realizan vuelos previos de reconocimiento y siguen pautas clave para ir a donde realmente lograrán su objetivo (alimentación o polinización, en su caso). Para nosotros, el objetivo de este viaje es experimentar la paz del alma y la esencia espiritual que lo conecta todo en el universo.

Momento de cambiar

Durante tu viaje previo de reconocimiento, puedes salir de tu zona de comodidad y extender tu campo de visión. Comienza reconociendo esas situaciones que te alejan de tu paz, eventos del pasado que no has podido soltar, sentimientos que te limitan como el resentimiento, la culpa o el miedo. Una vez que lo hayas identificado, puedes iniciar con determinación tu viaje interior hacia tu corazón.

Algunas formas de llegar allí son practicar técnicas de meditación, yoga, hipnosis o permanecer en silencio. Lo importante es tener las pautas del vuelo claras y, al igual que las mariposas, estar decidido a cambiar.

Una vez que inicias este viaje interior, podrás encontrarte con cierta tensión emocional que pretende regresarte a donde estabas. Esa voz es la voz del ego impidiendo que te muevas de espacio, que salgas de lo conocido. Cuando esa voz aparezca no prestes atención y continúa tu viaje porque, una vez que hayas experimentado la luz y la realización personal de quien entra en su corazón y comienza a seguir su guía interna, no habrá vuelta atrás porque no serás la misma persona.

En ese momento, habrás entrado en el espacio de lo sagrado, de lo divino. Una confianza absoluta en el curso de la vida, un entendimiento del orden divino y una sincronía con lo milagroso serán las recompensas de este viaje interior. Inicia hoy tu vuelo de la mariposa y permite que la belleza, la sutileza y el poder de la suavidad transformen tu vida.

Si quieres abrir tu corazón a los milagros te invito a empezar hoy mi curso online Ilumina tu Vida. 

Te abrazo en el templo de mi corazón.

Katherine Andarcia