Todos tenemos intenciones, sueños y proyectos que deseamos cumplir. Muchas personas aprovechan el inicio del año para establecerse metas a corto, mediano y largo plazo. Otros utilizan diferentes técnicas cada vez que se proponen una meta: escribirlos, visualizarlos, conectar la intención con la emoción y muchos otros consejos que seguro tú también sigues para alcanzar tus sueños.

Sin embargo, muchas de estas metas que nos establecemos suelen quedar en el olvido con el paso de los meses. Esto obedece a que todo este proceso de creación se hizo desde un mismo lugar: la mente. Sin embargo, quiero invitarte a probar algo diferente que puede hacer que alcanzar tus sueños sea una tarea sencilla y eficaz.

Manifestando desde el amor

Cuando nuestros deseos proceden únicamente de un proceso mental, ya sea porque es lo más conveniente, lo correcto o nuestro deber, son nuestras programaciones y creencias las que están llevando el control de nuestra vida. Esto no quiere decir que para alcanzar tus sueños debes dejar de lado este proceso intelectual o que no sea importante, pero cuando no se acompaña de algo realmente crucial, tiende a fallar: necesita venir del corazón.

A la hora de manifestar nuestros deseos o sueños, nuestro corazón debe estar involucrado. No solo debe quedarse allí: cuando de alcanzar tus sueños se trata, el corazón debe ser el impulsor de todo este proceso creativo y consciente que te lleva hacia tu meta.

Es la inteligencia del corazón la que más necesitamos para darle un empujoncito a nuestra intención y puedas así alcanzar tus sueños. Hay muchos estudios científicos que aseguran que el corazón tiene cerebro y emana un campo electromagnético muy poderoso, así como que tiene un lenguaje vibratorio que conecta con nuestras emociones y accede a una sabiduría suprema donde todo es posible.

¡Alcanzar tus sueños es posible!

Para crear desde el corazón y alcanzar tus sueños, te invito a seguir estas recomendaciones:

  1. Entra en silencio. Respira y toma conciencia de tu cuerpo. Siente la presencia que eres, la paz que eres.
  2. Lleva la atención a tu mente. Pide a Dios que envíe a sus Ángeles o al Espíritu Santo para que iluminen cada idea, cada pensamiento, intención, sueño o meta que tengas.
  3. Imagina. Visualiza y siente que estás en el centro de mente, lleno de luz blanca radiante y desde la cabeza lleva esa luz al centro de tu corazón.
  4. Pide guía divina. Si realmente quieres saber qué es lo que deseas lograr, la respuesta está en ti. Piensa en cómo te sentirás al alcanzar tus sueños y vívelo en tu corazón.
  5. Comienza el proceso de creación. Trae a tu mente las palabras “armonía”, “propósito de vida”, “felicidad” y deja que tu Ser acceda a esa información.
  6. Permite que tu corazón recree una nueva realidad. Déjalo esparcirse en ese espacio cuántico mental y que te muestre los pasos que debes seguir. Muchas veces lo que tenemos en mente no es verdaderamente nuestra pasión ni lo mejor para nosotros).
  7. Escucha lo que tu corazón tiene que decirte. Déjate guiar.
  8. Permanece abierto, receptivo y flexible.
  9. Sigue esa guía de tu Ser Superior a través de tu corazón.

Recuerda siempre que el campo de todas las posibilidades está allí para ti. Comienza a crear desde tu corazón y verás cómo alcanzar tus sueños es posible. ¡Bendiciones infinitas!