Una de las formas más hermosas de sanar es con la ayuda de los Ángeles. La Terapia Angelical se ha convertido en mis consultas personales con mis clientes en una herramienta positiva y transformadora para  cambiar patrones de pensamientos o hábitos negativos,  la forma de ver las cosas e incluso para salir de cualquier estado emocional que se esté viviendo de angustia o dolor.

Es fascinante ver el cambio que viven las personas cuando se atreven a mirar dentro de sí mismos y descubrir que en sus mentes es el único lugar donde habitan la infelicidad, el desamor, el apego, el miedo etc  y cómo;  luego de una sesión con la ayuda de los Ángeles todo esto se desvanece. revelándose aquello que es necesario sanar, limpiar, purificar o cambiar. Los Ángeles son los pensamientos de Dios, son pura esencia divina, elevan nuestra vibración y nos ayudan a abrir nuestra mente  permitiendo que sea el amor nuestra guía.

En la sesion desde el momento en que se abre energéticamente el espacio pedimos guía y claridad, la compañía de nuestro Ángel Guardián es inmediata (no hay nada oculto ni esotérico en esto) simplemente hacemos una oración pidiendo luz, sabiduría, guía y a partir de ese momento todo resplandece. Es difícil explicar con palabras como en cada etapa de la terapia tanto el terapeuta como la persona son llevados a las preguntas, respuestas y guía correctas.

Al inicio una onda amorosa lo envuelve todo, abriéndose el campo áurico del cliente alli se reconocen las pautas o situación a trabajar. Luego debemos entrar en la fase de sanación sutil, radiante, de entrega total donde se alinea a la persona con la perfección divina, así todo lo que está causando dolor o sufrimiento, ansiedad, angustia, etc se remueve o disuelve en luz.  Cualquiera que sean las razones del desequilibrio se puede ir al origen de ello a nivel del aura, se transfunde luz (camilla de ángeles o sanación emocional) al paciente, en este momento la curación ocurre a todos los niveles físico, mental, espiritual y eterico.  Al finalizar la sesión las personas afirman que sienten un estado de bienestar y paz profundo.

En otras ocasiones las personas no están viviendo ninguna situación particular pero desean una guía espiritual  oportuna, un consejo celestial que brinde esperanza, soluciones o respuestas desde el amor,  entonces acuden  para recibir mensajes de luz, lo cual opera siempre de forma natural.

Hay algo importante que quisiera resaltar y es que esta labor es totalmente guiada por los Ángeles, no podría nunca atribuirme ningún poder o don especial porque todos traemos este regalo en nuestro corazón, solo que en mi caso desde muy pequeña supe cual era mi propósito en este mundo y decidí dedicar mi vida a ello. Transmitir el mensaje angelical,  ser una extensión del amor de Dios en esta vida, servir como canal angelical para brindar sanación para mí y para todos.

Les abrazo desde el templo de mi corazón