Ser un Canal de Amor

La manifestación de los milagros en el mundo físico tiene una correlación directa con nuestra capacidad para habitar en el espacio del corazón. Ahora bien ¿Cómo aprender a habitar en nuestro corazón cuando hemos aprendido a no escucharlo? Muchas veces en mi vida, he tenido la sensación de que conectar con este espacio interior nos ofrece la oportunidad de crear milagros y bendiciones en nuestra vida. Para vivir en el corazón, hay que practicar lo que he llamado la transferencia del amor y se trata de una práctica diaria muy sencilla, es empezar a encontrar en todo lo que veo, percibo y siento similitud conmigo mismo.

Ha sido un aprendizaje maravilloso, pues cada vez te sientes parte del todo, de la unidad, de nuestra verdadera esencia. Es como si la separación física dejara de tener sentido y el ego de intervenir, uniéndose tu corazón al sentido de pertenencia y totalidad. Otras veces concibo la vida y el universo en todo su esplendor, el cielo, las flores, el canto de los pajaritos, el zumbido del viento y hasta el balancear suave y delicado del agua en una fuente, es como sentir y vibrar siendo canal de transferencia de esa hermosa energía llamada amor. La transferencia del amor es natural, espontánea y se expande sin discriminar, advertir o deslindar nada, sus ondas alcanzan hasta el corazón más cerrado, la rabia más fuerte o el miedo más terrible. La transferencia del amor requiere de ti sólo un estado de quietud y vacío, que permita abrirte a la experiencia y al instante en que recibes esa onda amorosa, ésta te atravesará y tocará tu vida y tu entorno transformándolo todo. Solamente debes permanecer abierto y dejarte tocar por ella. Para quienes piensan que esto no es real, o que la espiritualidad es cosa de otros, los invito a hacer la prueba en cualquier momento, en un ambiente hostil, en una discusión, ante una situación difícil  céntrate y permítete ser canal transmisor de amor, deja que esa energía fluctuante y luminosa entre en ti, a tu corazón, aquiétate y suéltate… relaja tu mente y tu respiración… permanece sereno y deja que tu estado natural del SER actúe y que el amor emane de ti. No tienes que hacer nada, no tienes que decir nada, se sólo el amor y observa… Con la práctica notarás tu identificación con el todo, reflejarás lo que en esencia eres y a tu paso no podrás encontrar nada más que amor, relaciones armoniosas, milagros cotidianos y un sentido de unión y hermandad imperturbable. Forma parte de quienes están transformando el mundo a través de la transferencia del amor. Mucha luz y bendiciones a sus corazones hoy y siempre Katherine Andarcia

By | 2018-08-11T16:48:11+00:00 Agosto 9th, 2018|Blog|Comentarios desactivados en Ser un Canal de Amor