¿Qué necesitas para hacer  Milagros? El hacedor de milagros es un Ser despierto que está consciente que los milagros son lo natural, lo cotidiano: esa persona que comienza el día irradiando paz y la extiende al mundo, que sabe que a través de sus pensamientos está creando realidades y confía en que al estar completamente alineado con Dios, con el Creador, con lo supremo, todo estará bien.

Todos venimos con la capacidad de hacer milagros, y podemos aspirar a ser felices y cumplir con nuestros deseos del alma cuando podemos confiar en ese Poder Superior que todo lo provee y lo ofrece. Esto lo he aprendido como practicante y maestra de Un Curso de Milagros en los últimos 20 años de mi vida y una de mis mayores pasiones es compartir esta experiencia.

¿Quieres saber cómo potenciar tu capacidad divina? ¡Sigue leyendo!

El origen de los milagros

¿Cuántos hemos atravesado situaciones difíciles y dolorosas y de pronto aparece una solución, casi de manera mágica? ¿Y cuántos nos hemos sentido, en la peor circunstancia, que algo bueno puede pasar y de hecho aparece la solución o los milagros?

Estamos acostumbrados a creer que los milagros son esos eventos que se salen de lo normal o del plano de lo humano, y que trascienden las leyes de la física y del espacio.

Sin embargo, los milagros ocurren naturalmente como expresión de amor cuando cambiamos nuestra percepción: ese es el verdadero milagro, ese donde el mismo pensamiento de solo afirmar que los milagros suceden y se manifiestan a través de nosotros es el que le abre el espacio en nuestra vida.

Diez pasos para seguir la ruta de los milagros

Quiero compartir algunos pasos que pueden seguirse para transitar la ruta para hacer  milagros y comenzar a llenar tu vida de luz, expansión, libertad y paz.

  1. Abre el espacio en tu mente para que ocurran milagros. Crea el vacío para que opere una nueva realidad. Una buena técnica para esto es practicar la meditación.
  2. Llena tu corazón de compasión. Debes moverte del espacio donde solamente piensas en ti o en tus intereses a un espacio donde te preocupes por los demás, donde te llenes de amor y lo extiendes a todos.
  3. Aclara en tu mente lo que deseas. Saber, sin dudas o temores, a dónde quieres llegar es el primer paso en el camino a los milagros. Con la práctica aprenderás a confiar en lo que Dios tiene para ti.
  4. Bendice constantemente, da lo mejor de ti y procura ver siempre lo mejor en los demás. Esto te permitirá sentir gratitud por todo lo que tienes en tu vida.
  5. Aprende a dar. Sirve y dona con alegría, sin tener la sensación de que al dar estás perdiendo algo.
  6. Vive en el presente. Los milagros ocurren en el ahora en su totalidad, no en partes.
  7. Conéctate con tu felicidad. Es el estado de felicidad el que atraerá a ti más de lo mismo. El Universo es vibratorio, así que procura que tus emociones y sentimientos tengan una frecuencia elevada.
  8. Vive como si tu deseo ya se cumplió. Recorre cada día la energía y la intensidad con la que te sentirías al vivir tu deseo.
  9. Aprende a recibir y a sentirte merecedor de todo lo bueno y milagroso. Entra en la energía circular del Universo donde todo es cíclico, donde das, recibes, reciclas y transformas.
  10.  ¡Actúa! Comienza a hacer: el ciclo de la vida requiere de la energía del movimiento para que la divinidad comience a crear.

A partir de este instante sagrado puedes comenzar a utilizar estas herramientas espirituales que pueden abrir para ti un mundo lleno de posibilidades. Estoy convencida de que puedes alcanzar lo que deseas, que puedes vivir la experiencia de los milagros y, sobre todo, que puedes darte la oportunidad de experimentar más allá de lo que crees o piensas.

¡Les abrazo en el templo de mi corazón!

 

Katherine Andarcia

Coach Angelical