Una Mirada al Cielo

Quizás los seres humanos pensamos que el cielo está muy lejos de nosotros porque lo vemos allí afuera distante, azul, sereno. Pero en realidad si tomamos conciencia de la esencia creadora de la que todo está hecho en este vasto universo, nos daríamos cuenta que todos somos cielo también.

Si cada uno de nosotros tuviera como propósito comenzar a mirar al mundo diferente, como un lugar donde poder expresarse con naturalidad, compartir dones y talentos, apoyándonos, sirviendo siempre, respetando el justo valor de las cosas, o simplemente dándole espacio al Ser de cada quien, estoy segura que generaríamos un impacto en nuestra vida. Siempre vemos y encontramos en el mundo lo que colocamos en este, lo que elegimos pensar o sentir, lo que atendemos con nuestra energía y enfoque. Creamos realidades todo el tiempo, por lo que es imposible crear cielos y maravillas si vivimos atormentados, llenos estrés, miedo o con preocupaciones, cansancio, sufrimiento, etc. Las guerras, conflictos y dolor son elecciones humanas.

Contemplar el cielo en la tierra es posible cuando comprendemos nuestra realidad divina, la energía que nos mueve, el amor que se expresa a través de nosotros. Sentir amor crea amor. En una mente en caos es imposible crear el espacio donde el amor puede asentarse y reconocerse así mismo. Una vez que nos damos cuenta de esto, tomando conciencia la vida todo cobra sentido. Comenzaras a ser vigilante de tus pensamientos y sentimientos, sabrás que cada palabra o acto tuyo ira a algún lugar, corresponderás con gratitud y compasión cualquier agravio, practicaras más el perdón y sonreirás mas a menudo.

No hay nada en el universo que no esté bajo el cuidado de un Ángel, en la mirada de Dios y todos podemos elegir vivir el cielo interior.

By | 2018-07-19T23:08:37+00:00 Abril 16th, 2017|Blog|Comentarios desactivados en Una Mirada al Cielo